9 de febrero de 2017

Discurso de bienvenida de las primeras jornadas

Buenas tardes a todos:

Gracias por asistir a estas Primeras Jornadas Madrileñas de Novela Histórica. Recalco el término "madrileñas" porque Jornadas de Novela Histórica se han hecho antes en Madrid pero no con la intención de enseña la historia de esta ciudad a través de la literatura histórica.

Antes de comenzar a explicar qué os vamos a ofrecer en estas jornadas quiero dar las gracias a varias personas que han hecho realidad este proyecto. Las primeras a vosotros, por venir; después a Casa del Lector que nos ha acogido en este lugar emblemático madrileño. Me hace mucha ilusión hacerlas aquí dado que soy vecina y nacida en este barrio de la Arganzuela. Gracias por tanto al director, César Antonio Molina, y en especial a Carlota Taboada que nos ha ayudado desde el principio con su amabilidad y eficacia. Amplío el agradecimiento al equipo y trabajadores de esta casa que hoy nos acompañan.


Toti Martínez de Lezea, Carolina Molina, Olalla García,
Víctor Fernández Correas, David Yagüe y Eduardo Valero García


Estas jornadas proceden de una iniciativa particular pero contamos con colaboradores importantes en el sector editorial, en concreto con tres editoriales implicadas: Ediciones Áltera, Ediciones Pamies y Ediciones B, también la ayuda incondicional de Lucia Bartolomé que mantiene el foro Ábretelibro de gran actividad y que nos ayudó desde el principio. También a la librería Antes que estará pendiente de ofreceros los libros de los autores que intervienen. En el mostrador podrán firmar los libros al finalizar sus intervenciones. También nos apoya Aguas Lanjarón con quien hemos contado ya anteriormente en eventos en Granada.
 
Dicho esto, paso a presentar al equipo de las Jornadas. Yo soy Carolina Molina, escritora de novela histórica, periodista, directora y coordinadora junto a tres escritores más: David Yagüe, Olalla García y Victor F Correas, a los que iremos presentando más despacio cundo llegue el turno de sus mesas. Los tres son autores de novelas históricas, David de Los últimos días del Imperio Celeste (Rocaeditorial), Olalla García de Rito de paso (Ediciones B), El jardín de Hipatia (Espasa), etc…y Víctor F Correas con La conspiración de Yuste de la Esfera de los Libros o La tribu maldita publicada por Temas de Hoy. Con esto quiero decir que estas jornadas están hechas por autores de novela histórica, que es la clave para que funcionen. Sabemos desde dentro cuál es la problemática de la novela histórica y queremos ofrecerla a nuestro público.
 

El interés por hacerlas en Madrid proviene de mi experiencia en las Jornadas de Novela Histórica de Granada, cuando comenzamos a hacerlas a propuesta de otro autor de histórica, Blas Malo, que me convenció de realizarlas en una ciudad en donde hay una actividad cultural amplia pero ninguna relacionada con la novela histórica. Hicimos estas jornadas en 2013 y fueron un éxito, de hecho no hemos conseguido remontar aquel mítico marzo 2013 a pesar de llevar ya cinco convocatorias. Creamos un año después una asociación cultural sin ánimo de lucro (en la actualidad con tres socios fundadores: Blas Malo, Mario Villén y yo) para canalizar actividades: presentaciones de libros, talleres, propuestas a la Feria del Libro de Granada, actividades didácticas con la Universidad (UGR) y las famosas rutas literarias que nos han dado muchas satisfacciones. Todo ello nos hizo reflexionar sobre la posibilidad de «exportar» nuestras jornadas y tras varios intentos en diferentes provincias finalmente se materializan en Madrid. 
Pero estas jornadas, como decía, son diferentes, son «madrileñas » y a través de estas novelas que entre hoy y mañana presentaremos al público extraeremos diferentes momentos históricos, sociales o costumbritas que nos enseñarán algo más de la Historia Antigua de Madrid. Es aquí donde Eduardo Valero, creador del blog Historia Urbana de Madrid entra en juego, convirtiéndose en nuestra alma madrileña, nuestro cronista o trovador, que a través de sus videos y conocimientos nos transportará a otras épocas. Es importante señalar que ninguno de nosotros somos historiadores, somos novelistas y en el caso de Eduardo Valero un experto amante de la Historia de Madrid, desde este punto de vista, como vecinos de esta ciudad y también lectores, queremos contribuir a mantener nuestras costumbres y conocer nuestro pasado.
Nuestro objetivo es que os divirtáis, que aprendáis y que volváis a darnos vuestra confianza el próximo año.
Carolina Molina


No hay comentarios:

Publicar un comentario